John Maxwell nos habla sobre cómo puedes dominar el tiempo y utilizarlo sabiamente para que puedas maximizar los preciosos minutos que recibes cada día.

Si deseas conocer si el tiempo es valioso pregúntale a un entrenador que cuyo equipo está perdiendo faltando segundos de juego.  También puedes preguntarle a la persona a cargo de controlar la programación del tráfico aéreo en el aeropuerto.  Pregúntale a un paciente de cáncer que acaba de enterarse que le quedan 2 meses de vida.

El manejo del tiempo es imprescindible.  El tiempo va más allá de tu control, y el reloj sigue marcando, independientemente de la forma en que conduces tu vida.  El manejo de prioridades es la respuesta a maximizar el tiempo que tienes. Nuestros días son maletas idénticas del mismo tamaño, pero algunos pueden acumular más en ellas que otros.  Nadie tiene una capacidad mágica para hacer tiempo, pero si tu vida tiene sentido, puedes sacar el máximo provecho de los momentos que haz recibido.

La buena mayordomía del tiempo es quizá mayor responsabilidad de un líder. En palabras de Peter Drucker, “Nada más distingue a los ejecutivos eficaces tanto como su cuidado y cariño de tiempo.”

¿Cómo maximizar los preciosos minutos que se te dan cada día?  Aprende a emular las cinco características de las personas que utilizan el tiempo sabiamente:

1. Su propósito.

Las personas que usan el tiempo sabiamente lo gastan en actividades que promuevan su propósito en la vida en general.  Al canalizar consistentemente tiempo y energía hacia un propósito general, la gente puede darse cuenta más plenamente su potencial.

No podemos alcanzar el máximo rendimiento sin un propósito. El propósito vivifica todo lo que hacemos.  De hecho, creo que los dos grandes días en la vida de una persona son el día de su nacimiento y el día descubren su por qué.  Descubrir propósito ayuda a refinar la pasión, centrar los esfuerzos y agudizar compromisos.  El resultado acumulado es amplificar logros.

2.  Se han comprometido a sus valores.

Las personas que usan el tiempo subrayan correctamente sus valores con el tiempo que pasan.  Al actuar de acuerdo con sus creencias, encuentran su cumplimiento.

La falta de identificación de valores conduce a una existencia sin timón, en el que la gente  va a la deriva por la vida, sin saber lo que aprecia. La claridad de los valores es como un faro de luz, guiando el camino a través de giros y vueltas de la vida.

Cuando se extiende a una organización, valores inspiran un sentido de propósito general.  Ellos hacen que el trabajo valga la pena.  En una organización,  si la visión es la cabeza y la misión es el corazón, entonces los valores son el alma.  Valores dotan las operaciones y transacciones del día a día con el significado.

3. Ellos están en sintonía con sus puntos fuertes.

Las personas que usan el tiempo juegan correctamente a sus puntos fuertes.  Al hacerlo son más eficaces.  Las personas no pagan por promedio.  Si tu nivel de habilidad es un dos, no pierdas el tiempo considerable tratando de mejorarla, porque lo más probable es que nunca crezca más allá de un cuatro.   Sin embargo, si eres un niño en una zona de siete, perfecciona esa habilidad, entonces te convertirás en un niño de nueve que ha alcanzado un nivel poco común de conocimientos.

Como dice Jim Sundberg, “Descubre tu singularidad; entonces disciplinarse para desarrollarlo. ”  Eres bendecido con un conjunto único de habilidades y talentos.  Encuéntralos, refinarlos y dejar que te llevan hacia el éxito.

4. Escogen la felicidad.

Las personas que usan el tiempo de la manera correcta eligen la felicidad priorizando y recreando las relaciones.  Si bien la elección de la felicidad puede parecer simple y obvio, demasiadas personas están tratando de demostrar su valía y validar su valor. Estas personas persiguen poder y prestigio, y en el camino marchitan sus amistades, su familia lo ignora y se saltan las vacaciones después de las vacaciones.  Al final, cualquier éxito que ganan es un logro hueco y solitario.

La familia y las amistades son los dos mayores facilitadores de la felicidad.  Priorizar el tiempo para cultivar relaciones es una característica de un líder saludable.  Del mismo modo, la programación de ocio, combate el estrés y nos permite deleitarnos en las aficiones que nos traen alegría.  Al final, la felicidad es un trabajo interno.

Nosotros somos sabios rodearnos con la familia, los amigos y la diversión, pero al final determinamos nuestra respuesta interna a las personas y las circunstancias de nuestra vida.

5. Son capacitadores.

Las personas que usan el tiempo adecuadamente, lo hacen para equipar a otros con el fin de aumentar su productividad.  Se dan cuenta de las limitaciones de logro individual, y construyen equipos para ampliar su impacto.  Mediante el desarrollo de un círculo interno de los dirigentes y la inversión en ellos, los tiempos de los usuarios sabios multiplican su influencia.

Los equipadores reconocen que los legados son realizadas por personas, no trofeos.

Vierten a sí mismos en la vida de otros y para ver el efecto dominó de cómo su liderazgo se extende a través de aquellos que ha enseñado y guiado.  Los equipadores buscan significado en el largo plazo, lo que les hace tener un gran interés en el éxito de sus sucesores.

Por mucho que nos gustaría, no podemos encontrar más tiempo es un recurso finito y en constante disminución.  Pero podemos aprender a pasar tiempo con sabiduría.

Extraído de la Revista Success