Para los antiguos griegos un buen hábito era considerado una virtud.  Estos son los 8 hábitos de las personas altamente creativas:

  • Coraje
  • Soñar
  • Curiosidad
  • Divertido
  • Sinceridad
  • Intuición
  • Libertad
  • Persistencia

Coraje.

Las ideas son mágicas, pero son semillas frágiles que necesitan protección.  Nada que valga la pena se podrá lograr sin coraje.  Si vamos a luchar, defender y proteger algo necesitamos un fundamento.  Sólo con un fundamento firme dejaremos de estar adivinando y comenzaremos a expresar una opinión firme de lo que creemos, lo que produce un alto grado de confianza y seguridad en aquellos que nos escuchan.

Soñar.

Cuando nuestro sueños son pequeños, nos convertimos en personas pequeñas.  Nuestra grandeza depende del tamaño de nuestros sueños.  Las personas que cambian al mundo son aquellas que son tan locas de pensar que lo pueden hacer.  Somos aquellas personas que hemos estado esperando.  

Curiosidad.

La curiosidad es la intención de descubrir algo que uno no conoce. Einstein dijo: “No soy especialmente talentoso, sólo soy apasionadamente curioso”.   Existe un dicho que dice: “la curiosidad mató al gato, pero la satisfacción lo revivió”.  La curiosidad forma parte de nuestro adn, viene innata.  Es parte de lo que nos hace conocer e interactuar con nuestro medio ambiente.

Divertido.

“Todos hemos nacido niños, la clave está en permanecer así.” -Pablo Picasso

Leonardo da Vinci dijo: “La gente seria está tan orientada al pasado que no pueden inventar algo nuevo”.  Las cosas divertidas crean una nueva mentalidad y dan una perspectiva diferente del mundo que nos rodea.

Sinceridad.

Un negocio se establece sobre la base de resolver algún problema.  Nuestro trabajo requiere que seamos extremadamente honestos y totalmente dedicados a la verdad.  Si alguien nos pide nuestra opinión y no se la ofrecemos, nuestra respuesta viene siendo deshonesta e inservible.

Intuición.

Somos más inteligentes de lo que pensamos.  La intuición es el arte de escuchar al experto que está en nosotros.  Todas nuestros pensamientos e ideas no son el resultado de una mente lógica, sino regalos de nuestra mente subconsciente.  Los sueños, premoniciones y presentimientos son el intento de nuestra mente subconsciente en guiarnos.

Libertad.

Dentro de una empresa con una excelente atmósfera, las personas no son sirvientes del sistema, sino que tienen la capacidad de manifestar y disfrutar de cualquier idea, opinión o pensamiento sin limitaciones externas o internas.

Persistencia.

Un trabajo excelente no es producido por un genio temperamental, sino por una persona terca y obstinada.  La determinación es lo que comúnmente diferencia a una persona normal de una persona extraordinaria.  Si queremos tener éxito en algo, debemos tener persistencia, o sea, debemos mantenernos constantes en algo y durar por largo tiempo.

 


 

Basado en el libro:

The Eternal Pursuit Of Unhappiness
Ogilvy & Mather WorldWide 2009