Muchos papás del milenio entraron en el mercado de trabajo a la altura de la recesión, están sintiendo la carga a fin de mes.

Estudios realizados muestran que:

El 58% de los papás del Milenio relatan algún grado de preocupación por poner comida en la mesa de la familia.

¿Cómo podemos manejar estas preocupaciones reales que existen en estas personas?

Estoy convencido que si conectamos a las personas con su propósito, todo lo que necesitan será provisto, pero necesitan saber quienes son y cuál es su diseño para poder cumplir su propósito en esta vida.

El cambio de las normas sociales están empoderando a los hombres del Milenio a ser padres más involucrados, pero si nos enfocamos en este lado de la ecuación, sin reconocer los obstáculos que enfrentan estaremos fallando el blanco. Asegúrate de fijar tu estrategia reconociendo las tensiones que enfrentan cada uno de los papás del milenio con el fin de proveer una alternativa real.

Las esperanzas y los sueños del padre del Milenio son el producto de los valores los que distingue. Para poder llegarles a los padres del Milenio debes comenzar con los valores fundamentales de dicha generación.

Comprometer a los padres del Milenio contigo es bastante complicado, ya que estos te perciben como un espejo de lo que representas y dan poca importancia al significado de lo que hayas logrado.

De hecho, para los que papás del Milenio puedan encontrar utilidad y una conexión más profunda a con tu propuesta, debes proporcionar un valor que les ayuda a reflejar una auténtica realización de ser tanto un proveedor adecuado y un cuidador capacitado por la experiencia de la paternidad.

Fuente: The Futures Company