Yokoi Kenji, nació en Colombia, estudió en Japón y se crió en varias partes del mundo. Este reconocido disertador, colombo-japonés, tiene una fundación que se llama Turismo con Propósito, es un hombre orgulloso de ser colombiano dándonos a conocer en sus discursos cosas como el furikosan, que significa filosofía de un samurái, las diferencias de los escritos japoneses, y resalta la diferencia entre un japonés y un chino, pero lo más importante nos abre la mente de una manera positiva.

Algunos apuntes de la conferencia: ¿Qué es un Visionario?

  • Un visionario es aquel que acepta los procesos.
  • Un sistema debe de traer orden y estructura, no esclavitud.
  • El positivismo y la fe no reemplazan los procesos, estos se deben basar en los principios.
  • Hay que aprender a desprenderse de conceptos.
  • Disciplina es el resultado de organización, limpieza y puntualidad.
  • La disciplina es la base de los procesos.
  • Siempre que veas a un hombre haciendo bellezas, al lado verás una mujer haciendo milagros.
  • Un visionario no es un agente de terror, ni es un manipulador estas enseñanzas no producen creatividad y tarde o temprano dejarán de producir resultados.
  • Debemos hacer las cosas porque es bueno, no por haber sido manipulado ni amedrentado.
  • Un visionario es un provocador.
  • Un visionario acepta que la vida no es Dios.
  • Un visionario no tiene miedo a perder, ni a fracasar.
  • Un visionario cultiva una actitud de enfrentar.
  • El éxito es una montaña de fracasos que te llevan al éxito.
  • Hay gente que se mueve mucho, pero avanza poco.
  • Un niño se puede rescatar de esa mentalidad de miseria y hacer de la miseria una empresa.
  • Las quejas generan limosna, la dignidad y la posición genera inversión.
  • Un visionario no toma decisiones a la ligera, espera, porque aún no sabemos.  El último sí o el último no, lo tiene Dios.